Archivo de la etiqueta: HISTORIA ANTIGUA

Paleta de Narmer

Paleta de Narmer

Equipo de un Hoplita

Equipo de un Hoplita

Unidad 11 1º E. S. O. F La civilización romana. La unidad del mundo mediterráneo.

Unidad 11 1º E. S. O. F

Unidad 10 1º E. S. O. F Grecia: Cuna de la civilización occidental.

Unidad 10 1º E. S. O. F

Excursión a Complutum-Alcalá de Henares

Excursión a Complutum-Alcalá de Henares

Unidad 9 Las primeras civilizaciones históricas 1º F

Unidad 9 Las primeras civilizaciones históricas 1º F

El Antiguo Egipto

El Antiguo Egipto

Antigua Roma en tres dimensiones

Roma en 3D

LA CORONACIÓN DE CARLOMAGNO

…….. y puesto que en esta época, en el país de los Griegos nadie llevaba el título de Emperador y una mujer gobernaba el Imperio, pareció al sucesor de los Após­toles, León, y a todos los Santos Padres, que asistían al Concilio, así como al resto del pueblo cristiano, que Carlos rey de los Francos debía recibir el título de Em­perador, él que era dueño de la misma Roma, donde desde siempre los Césares habían tenido la costumbre de residir, y que tenía las otras residencias en Italia, en la Galia, no menos que en Germania.

El rey Carlos no quiso rehusar su pe­tición, por lo que sometiéndose a Dios y a la petición de los obispos y de todo el pueblo cristiano, en la Navidad de Nues­tro Señor Jesucristo, tomó el titulo de Emperador con la consagración del señor Papa León.

Anales de la abadía de Lorsch, año 801

Celebró la Navidad en Roma. En este día muy santificado, mientras que se le­vantaba después de haber rezado para asistir a la misa, el Papa León le puso una corona en la cabeza, y todo el pueblo de los Romanos le aclamó gritando: ¡ Vida y victoria a Carlos Augusto, coronado por Dios, grande y pacífico emperador de los Romanos! Y después de estas aclama­ciones, se le llamó emperador y augusto.

Anales reales

TRAS LA VIOLACIÓN DE LUCRECIA, EL PUEBLO EXPULSA DE ROMA AL REY

Bruto, dejando al padre y al marido de Lucrecia inmersos en el dolor, extrajo el cuchillo de la herida de ésta, y manteniéndolo ante sí, aún lleno de sangre dijo: “ Por esta sangre tan pura antes de la ofensa real, juro, poniéndoos a vosotros dioses por testigos, que he de expulsar de Roma… a L. Tarquinio el Soberbio…” Llevaron entonces al foro el cuerpo de Lucrecia y excitaron los ánimos de las gentes…. Todos se lamentaban de la violencia criminal del rey… Los más ardientes de entre los jóvenes se presentaron armados como voluntarios. A estos les siguieron todos los demás. El rey recibió en el campamento estas noticias y se dirigió a Roma bajo el temor de esta revolución, para reprimir el movimiento… Este encontró las puertas cerradas, con lo que se le indicaba el camino del exilio….

En los comicios centuriados, convocados por el prefecto de la ciudad de acuerdo con las disposiciones de S. Tulio, fueron designados dos cónsules: L. Junio Bruto y L. Tarquinio Contatino.

 

TITO LIVIO, 59, 155