Archivo de la categoría: Textos de historia moderna

RELACIONES IGLESIA- ESTADO EN TIEMPOS DE LOS RRCC

(Carta de Fernando el Católico al Papa Sixto IV amenazándole por la publicación de una bula en la que criticaba los métodos de la Inquisición)

Me han contado cosas, Santo Padre, que, de ser ciertas, sin duda merecerían el mayor de los asombros. Se dice que Su Santidad ha concedido a los conversos un perdón general por todos los errores y delitos que han cometido….

Sin embargo, yo no he dado crédito a esos rumores, porque parecen cosas que de ningún modo  habrían sido concedidas por Su Santidad, quien tiene un deber para con la Inquisición. Pero si por acaso hubieran sido hechas concesiones por la persistente y astuta persuasión de los citados conversos, no pienso permitir jamás que surtan efecto.

Tenga cuidado por lo tanto de no permitir que el asunto vaya más lejos, y de revocar toda concesión, así como de confiarnos el manejo de la cuestión.

Anuncios

LA LEY SÁLICA

Felipe V alteró el orden de sucesión establecido en «Las Partidas», según el cual el heredero de la  Corona sería el primogénito varón o hembra y sus descendientes legítimos. El «Auto acordado», dispuesto en mayo de 1713 por Felipe V, estableció la preferencia de los hijos varones.

Que por fin de mis días suceda en esta Corona el príncipe de Asturias Luis, mi amado hijo, y por su muerte su hijo mayor varón legítimo, y sus hijos y descendientes varones legítimos y por línea recta legítima, […] Y a falta del hijo  mayor del Príncipe y de todos sus descendientes varones de varones que han de suceder por orden expresada, suceda el hijo segundo varón legítimo del Príncipe y sus descendientes varones de varones legítimos y por línea recta legítima, [… ]. Y siendo acabadas íntegramente todas las líneas masculinas de¡ Príncipe, Infantes y demás hijos y descendientes míos legítimos varones de varones, […] suceda en dichos Reinos la hija o hijas del último reinante varón agnado mío en quien feneciese la varonía y por cuya muerte sucediera la vacante, [… ]. Y en el caso de faltar y extinguirse enteramente toda la descendencia mía legítima de varones y hembras (…), es mi voluntad que, en tal caso y no de otra manera, entre en la dicha sucesión la Casa de Saboya, […]. Y quiero y mando, que la sucesión de esta Corona proceda de aquí adelante en la forma expresada, estableciendo esta por Ley fundamental de la sucesión de estos Reinos,

LA SOBERANIA PONTIFICIA SOBRE LAS ISLAS

En efecto, no hay duda de que Irlanda y todas las demás islas, iluminadas por Cristo, sol de justicia, y que recibieron las doctrinas de la fe cristiana, pertenecen a la jurisdicción del bienaventurado Pedro y de la sacrosanta Iglesia Romana. Por ello, de tanto mejor grado plantamos allí el semillero fiel y el germen grato a Dios, cuanto más atentamente lo consideramos mediante un interior examen. Diste a entender, carísimo hijo en Cristo, que tú deseabas llegar a la isla de Irlanda para someter a aquel pueblo a las leyes y arrancar de allí las plantas de los vicios y que te comprometías a pagar como tributo al bienaventurado Pedro un denario anual por cada casa y que conservarías íntegros e intactos los derechos de las iglesias de aquel territorio (….).

Bula Luadabiliter

LA REFORMA DE LA EDUCACIÓN EN ESPAÑA

Yo no me detendré en asegurar a la Sociedad ( de Amigos del País de Asturias) que estas luces y conocimientos sólo pueden derivarse del estudio de las ciencias matemáticas, de la buena física, de la química y de la mineralogía, facultades que han enseñado a los hombres muchas verdades útiles, que han desterrado del mundo muchas preocupaciones perniciosas,  y a quienes la agricultura, las artes y el comercio de Europa deben los rápidos progresos que han hecho en este siglo…….

Y, en efecto, ¿cómo será posible sin el estudio de las matemáticas, adelantar el arte del dibujo, que es la única fuente donde las artes pueden tomar la perfección y el buen gusto?…..

Jovellanos: Discurso sobre la necesidad de cultivar en el Principado el estudio de las ciencias naturales (1782)

LA LIBERTAD MERCANTIL (FISIOCRACIA)1772

No son simplemente las buenas o malas cosechas las que regulan el precio del trigo; es principalmente  la libertad o la coacción en el comercio de esta materia, quien decide su valor. Si se quiere restringir o perturbar su comercio en los tiempos de buenas cosechas, se atenta contra los productos de la agricultura, se debilita al Estado, se disminuye la ganancia de los propietarios de las tierras, se fomenta la pereza y la arrogancia del criado y del peón que deben ayudar a la agricultura; se arruina a los campesinos, se despuebla el campo. Impedir la exportación de trigo por temor de verse privados de él, es desconocer las ventajas de Francia, en un reino que puede producir mucho más trigo del que se podría vender al extranjero.

La conducta de Inglaterra a este respecto, prueba por el contrario, que no hay medio más seguro para sostener la agricultura, mantener la abundancia y obviar a los períodos de escasez, que la venta de una parte de las cosechas al extranjero. Esta nación no ha sufrido ni de encarecimiento anormal ni de abaratamiento del trigo, desde que ha favorecido y promovido su exportación.

F. Quesnay: Enciclopédie (1751 – 1772).

LA LIBERTAD ECONÓMICA 1776

Todo hombre, con tal que no viole las leyes de la justicia, debe quedar perfectamente libre para abrazar el medio que mejor le parezca para buscar su modo de vivir, y sus intereses; y que puedan salir sus producciones a competir con las de cualquier otro individuo de la naturaleza humana….. Según el sistema de la libertad negociante, al soberano sólo quedan tres obligaciones principales a que atender: ………… la primera, proteger a la sociedad de la violencia e invasión de otras sociedades independientes; la segunda, en poner en lo posible a cubierto de la injusticia y opresión de un miembro de la república a otro que los sea también de la misma….; y la tercera, la de mantener y erigir ciertas obras y establecimientos públicos, a que nunca pueden alcanzar, ni acomodarse los intereses de los particulares, o de pocos individuos, sino los de toda la sociedad en común: …….

ADAM SMITH: La riqueza de las naciones (1776)

LA ESTERILIDAD INDUSTRIAL (FISIOCRACIA) 1772

Los trabajos de la industria no multiplican las riquezas.

Los trabajos de la agricultura compensan de los gastos, pagan la mano de obra del cultivo, procuran ganancias a los labradores. Además producen la renta de los bienes raíces. Los que adquieren los productos de la industria, pagan los gastos, la mano de obra, y la ganancia de los comerciantes, pero tales productos no engendran además renta alguna.

Por consiguiente todos los gastos de los productos industriales no se sacan sino de la renta de los bienes raíces, porque los trabajos que no producen renta, no pueden existir si no es mediante las riquezas de quienes los pagan………

F. QUENAY: Enciclopédie (1751 – 72)

CRÍTICA A LA IGLESIA

Para mí es una verdad que las grandes prebendas eclesiásticas inutilizan y aun corrompen gran número de eclesiásticos. ¿De qué sirven a los fieles estas opulentas catedrales que parecen solamente destinadas a dar ejercicio al pulmón y mantener en una santa ociosidad, aislados en medio de la diócesis, a una gran parte del clero?. Dígaseme a qué ministerios eclesiásticos están adscritos sus individuos, si no es al caro. Ellos no tienen por instituto el bautizar, el predicar, el confesar, el administrar, el ayudar a bien morir, al casar, el enterrar, el enseñar, en fin, ninguno sino el cantar, y aun éste le dejan a los salmistas y gentes de gradas abajo; más, con todo, ellos tiran de la mayor parte de los diezmos; y en tanto que vemos un pobre cura andar el día de fiesta de lugar en lugar diciendo dos o tres misas por no haber dotación para más sacerdotes, vemos un arcediano, chantre, etc., títulos sin funciones, con diez, veinte o treinta mil ducados de renta, ocupados en arduos e interesantes asuntos de proporcionar buena salida a los corderos, o probar la finura del chillido de un capón…….

Los cabildos en el día son como las maestranzas, que todas sus actas se reducen a fiestas…. Estos cuerpos poderosos han usurpado los derechos del clero, y aun se han sustraído de la potestad de los obispos….

Las oposiciones a curatos, tan decantadas en nuestros tiempos y en que triunfa la bachillería escolástica, da entrada al sacerdocio a muchos, a quien la miseria les obliga a tomarlo por oficio. La más rica parroquia es la que mueve más la vocación de estos candidatos……

Cartas político – económicas al Conde de Lerena

 

LA CIRCULACIÓN DE LA RENTA(FISOCRACIA) 1766

La nación se reduce a tres clases de ciudadanos: La clase productiva, la clase de los propietarios y la clase estéril.

La clase productiva es la que hace renacer, con el cultivo del territorio, las riquezas anuales de la nación, la que hace los anticipos de los trabajos de la agricultura, y la que paga anualmente las rentas a los propietarios de las tierras. Entran en la dependencia de esta clase, todos los trabajos y los gastos que se hacen hasta la venta de las producciones a un primer comprador: Esta es la que fija y nos da a conocer el valor de la reproducción anual de las riquezas de la nación.

La clase de los propietarios comprende al soberano, a los poseedores de tierras y a los perceptores de diezmos. Esta clase subsiste por la renta o producto neto del cultivo, que le es pagado anualmente por la clase productiva, después que ésta, ha tomado, de la reproducción que ha hecho renacer anualmente, las riquezas necesarias para resarcirse de sus anticipos anuales y para mantener sus riquezas de explotación.

La clase estéril está formada por todos los ciudadanos ocupados en otros trabajos y servicios no agrícolas, y cuyos gastos son pagados por la clase productiva y por la clase de los propietarios, los cuales sacan sus propias rentas de la clase productiva.

F. QUESNAY: Tableau économique (1766)

PRIMER ENSAYO SOBRE LA POBLACIÓN

Creo poder honradamente sentar los dos postulados siguientes:

Primero: el alimento es necesario a la existencia del hombre.

Segundo: la pasión entre los sexos es necesaria y se mantendrá prácticamente en su estado actual.

Estas dos leyes, que han regido desde los tiempos más remotos del conocimiento humano, aparecen como leyes fijas de la naturaleza y no habiéndose jamás observado en ellas el menor cambio, no tenemos razón alguna para suponer que vayan a dejar de ser lo que hasta ahora han sido, salvo que se produjera un acto directo del poder por parte del Ser que primero ordenó el sistema del Universo y que por el bien de sus criaturas continúa ejecutando, conforme a las leyes fijas, todas sus diversas operaciones. Estimando la población del mundo, por ejemplo, en mil millones de seres, la especie humana crecería como los números 1,2,4,8,16,32,64…,etc., en tanto que las subsistencias lo harían como 1,2,3,4,5,6…etc. Al cabo de dos siglos y cuarto la población seria a los medios de subsistencia como 512 es a 10; pasados tres siglos la proporción seria de 4.096 a 13 y a dos siglos la proporción seria prácticamente incalculable a pesar del enorme incremento de la producción para entonces.

 

R. Malthus, Primer ensayo sobre la población.