LA CORONACIÓN DE CARLOMAGNO

…….. y puesto que en esta época, en el país de los Griegos nadie llevaba el título de Emperador y una mujer gobernaba el Imperio, pareció al sucesor de los Após­toles, León, y a todos los Santos Padres, que asistían al Concilio, así como al resto del pueblo cristiano, que Carlos rey de los Francos debía recibir el título de Em­perador, él que era dueño de la misma Roma, donde desde siempre los Césares habían tenido la costumbre de residir, y que tenía las otras residencias en Italia, en la Galia, no menos que en Germania.

El rey Carlos no quiso rehusar su pe­tición, por lo que sometiéndose a Dios y a la petición de los obispos y de todo el pueblo cristiano, en la Navidad de Nues­tro Señor Jesucristo, tomó el titulo de Emperador con la consagración del señor Papa León.

Anales de la abadía de Lorsch, año 801

Celebró la Navidad en Roma. En este día muy santificado, mientras que se le­vantaba después de haber rezado para asistir a la misa, el Papa León le puso una corona en la cabeza, y todo el pueblo de los Romanos le aclamó gritando: ¡ Vida y victoria a Carlos Augusto, coronado por Dios, grande y pacífico emperador de los Romanos! Y después de estas aclama­ciones, se le llamó emperador y augusto.

Anales reales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s